Qué es el Glifosato y por qué llegó al pan que comes

Me dedico a producir micelio de setas para cultivadores profesionales en Canarias.

Desde marzo de 2021 encontramos que los pellets de paja donde cultivamos el hongo Pleurotus Ostreatus (Seta de Ostra) podrían contener un producto tóxico que disminuye el crecimiento del hongo.

Si el fitosanitario está presente en la paja, también debe estar presente en alimentos y bebidas que utilizan cereales.

Esto incluye una amplia variedad de productos, que van desde el pan, los helados, los cereales del desayuno o la cerveza.

Podríamos estar consumiendo alimentos con unas cantidades muy elevadas de este plaguicida.

micelio seta ostra

Alimentos con cereales

Los cereales tienen una larga historia de uso por parte del ser humano. Los cereales son importantes fuentes de nutrientes tanto en los países desarrollados como en los que están en vías de desarrollo.

Los cereales son una importante fuente de energía, carbohidratos, proteínas y fibra, además de contener una serie de micronutrientes como la vitamina E, algunas de las vitaminas B, magnesio y zinc.

Los principales cereales que consumimos son el trigo, el arroz, el maíz, la cebada, la avena y el centeno.

Los cereales no solo se consumen como tales, sino que se utilizan para hacer harinas a partir de las cuales se hacen un sinfín de artículos.

Ejemplos de productos que contienen cereales pueden ser las pastas, el pan, los helados e incluso bebidas como la cerveza.

Qué es el Glifosato

El Glifosato es el ingrediente activo del herbicida más vendido de Monsanto, el Roundup. Este producto químico elimina las malas hierbas sin destruir el cultivo, lo que permite pulverizar el herbicida directamente sobre el cultivo.

Perteneciente a la categoría de los organofosforados es un herbicida que mata casi todas las plantas y que además es sistémico, por lo que puede  incorporarse a la planta y sus frutos.

El plazo de seguridad (el tiempo que debe transcurrir antes de la recolección) del Roundup  es de 7 días.

peticion control glifosato

¿Cómo actúa el Glifosato en las plantas?

Suele mezclarse con otras sustancias químicas que le ayudan a entrar en las plantas, donde bloquea una vía enzimática clave. La interrupción impide que las plantas produzcan ciertas proteínas necesarias para su crecimiento.

La Vía del Shikimato incluye siete enzimas que permiten a la planta formar aminoácidos, los componentes básicos de las proteínas. Esta vía no se encuentra en los animales.

Las plantas absorben el Glifosato a través de sus hojas y otras partes verdes de la planta. Esta sustancia química viaja a los brotes y las raíces, donde inhibe la producción de los aminoácidos necesarios para el crecimiento de la planta.

Como resultado, mata las raíces y, por ende,  toda la planta.

Algunos cultivos de cereales han sido modificados genéticamente para resistir al glifosato.

Los agricultores lo rocían en los campos antes de que emerjan los cultivos en primavera, para que éstos no tengan que competir con las malas hierbas.

¿Por qué se utiliza tanto el Glifosato?

Uno de los mayores problemas de la agricultura es el control de las malas hierbas. Pueden perjudicar a los cultivos al competir por los nutrientes del agua y la luz solar.

Si no se controlan, las malas hierbas pueden reducir el rendimiento y la calidad de los cultivos. Por esta razón, los agricultores rocían sus campos con productos de glifosato como el Roundup para proteger sus cultivos.

Los agricultores son adictos al Roundup porque es un herbicida total y sistémico.

Total porque es capaz de destruir eficazmente todas las plantas, a diferencia de un herbicida selectivo, cuyo espectro de acción se limita a una sola familia de plantas.

Sistémico porque a diferencia de un herbicida de contacto, que permanece en la superficie de las hojas y puede ser arrastrado por la lluvia, penetra en los tejidos de la planta y actúa a lo largo del tiempo, desde las hojas hasta las raíces.

Pero en los últimos años se ha disparado el uso del Roundup debido a un uso diferente del control de las malas hierbas.

Por qué un herbicida acaba en nuestro desayuno

Aunque la finalidad del glifosato era matar las hierbas competidoras, los productores de cereales han encontrado otras aplicaciones del que pocos consumidores son conscientes.

Utilizan el herbicida para la desecación de cultivos justo antes de la cosecha.

Esta práctica consiste en aplicar el herbicida al final de la temporada de cultivo con el propósito de secar las plantas en el campo.

El Glifosato mata el cultivo para que pueda estar lo suficientemente seco como para cosecharlo.

Usar Glifosato para desecar cultivos de cereales. 

La Asociación del Suelo del Reino Unido afirma que el uso del Glifosato como desecador de cereales es arriesgado ya que puede aumentar los residuos de este tóxico en los alimentos.

Sin embargo para agricultores sin escrúpulos tiene varias ventajas:

  • La desecación acelerada del cultivo reduce los posibles aportes de energía tras la cosecha, como la necesidad de utilizar una secadora de grano.
  • Genera una respuesta fisiológica de «último aliento» en las plantas menos maduras que acelera la maduración y las ayuda a sincronizarse con sus compañeras, asegurando así una cosecha más uniforme.
  • Permite recoger antes la cosecha y también dejar la tierra libre para el siguiente cultivo, lo que aumenta la productividad de la tierra.

Son demasiadas ventajas como para resistirse a ellas. Al fin y al cabo, ¿Quién se va a enterar?

El momento exacto de la aplicación del herbicida depende de varios factores, pero generalmente oscila entre tres y siete días antes la recolección.

Es decir, el grano se cosecha antes de cumplirse el plazo de seguridad.

El Glifosato en tu despensa

Dado que la mayoría de los cultivos se tratan con plaguicidas de alguna forma, la mayor parte de los alimentos que comemos contienen pequeñas cantidades de plaguicidas.

El Grupo de Trabajo Ambiental (EWG) , una ONG norteamericana con más de 30 millones de afiliados, publicó en 2018 un estudio en donde se pone de manifiesto la presencia de glifosato en 31 de 45 alimentos elaborados con avena cultivada de forma convencional.

En una segunda ronda de pruebas, se encontró glifosato en el 100% de los productos analizados. Alguno de estos productos tenían hasta 15 veces la máxima cantidad de glifosato recomendada.

¿Es peligroso el glifosato para la salud?

Según Monsanto (compañía que fue comprada por Bayer), el Glifosato no supone ningún riesgo para la salud cuando se utiliza según las instrucciones de la etiqueta.

De la misma opinión es la Agencia de Protección Medioambiental de EE.UU (EPA) para quién el glifosato es relativamente inocuo. En este estudio se indica que el uso del glifosato en las concentraciones permitidas y respetando los plazos de seguridad no debería ser motivo de alarma.

El problema es que algunos productores de cereales pueden estar utilizando el herbicida con una finalidad no prevista, como es acelerar la maduración del grano. Y esta utilización puede ocasionar que la cosecha tenga unas concentraciones elevadas del pesticida.

Además, la utilización del glifosato para la maduración del grano hace que no se respeten los plazos de seguridad.

Por otro lado, no todo el mundo está de acuerdo en que el glifosato sea benigno.

¿El glifosato es cancerígeno?

La Organización Mundial de la Salud lo ha clasificado como posible carcinógeno.

Hay intereses en juego y existen muchas sospechas de que algunas investigaciones están amañadas.

Un estudio de 2019 descubrió que el informe del Instituto Federal de Evaluación de Riesgos de Alemania sobre el Glifosato, que no encontró ningún riesgo de cáncer, incluía secciones de texto que habían sido plagiadas de estudios de Monsanto.

En febrero de 2020, salieron a la luz informes según los cuales 24 estudios científicos presentados a los organismos reguladores alemanes para demostrar la seguridad del glifosato procedían de un gran laboratorio alemán que ha sido acusado de fraude y otras irregularidades.

En Estados Unidos, Monsanto (ahora Bayer) tiene más 3.500 demandas por daños a la salud causados por el Roundup.

En Francia decenas de agricultores y trabajadores agrícolas están luchando en los tribunales para que se reconozca el cáncer como enfermedad profesional relacionada con la exposición a productos fitosanitarios.

El Glifosato y el aumento de la enfermedad celíaca

La intolerancia al gluten es un problema creciente en todo el mundo, pero especialmente en Norteamérica y Europa, donde se calcula que un 5% de la población la padece. Los síntomas pueden ir desde erupciones cutáneas hasta diarreas, nauseas y depresión.

Stephanie Seneff, investigadora científica del Instituto Tecnológico de Massachusetts, sospecha que existe una relación entre el aumento del uso del glifosato -en gran medida a través del proceso de desecación previo a la cosecha- y la enfermedad celíaca, que ha aumentado drásticamente en los últimos años, sobre todo entre los adolescentes.

«Los productos a base de trigo aparecen con mucho glifosato, y el glifosato interfiere en la digestión de las proteínas», dice Seneff (la enfermedad celíaca la desencadena el gluten, una proteína).

peticion control glifosato

¿Cuáles son las pruebas contra el Glifosato?

Numerosos estudios han demostrado el efecto nocivo de los herbicidas a base de glifosato sobre la división celular. En 2002, el profesor Robert Bellé, de la Estación Biológica de Roscoff, puso de manifiesto el «efecto genotóxico y, por tanto, probablemente cancerígeno» del glifosato en el embrión del erizo de mar.

En 2012, Gilles-Eric Séralini observó, en ratas expuestas al herbicida de Monsanto, un aumento significativo de la frecuencia de tumores.

Resulta aún más preocupante que una investigación de Générations futures haya revelado restos de glifosato en alimentos (legumbres, pasta, cereales de desayuno) producidos en Francia o importados. «¡Todos estamos contaminados! «, declararon responsables de la ONG, tras detectar glifosato en el 100% de la orina analizada en una muestra de 30 personas.

En Argentina, donde se vierten 300.000 toneladas de glifosato en los cultivos transgénicos cada año, se dispararon las muertes por cáncer y los defectos de nacimiento. «Hay un conjunto de presunciones que justifican la aplicación del principio de precaución», resume Nicolas Hulot, Ministro de Transición Ecológica.

Resumiendo el uso del glifosato

El glifosato puede afectar a todos los seres vivos. Nosotros hemos detectado una ralentización del crecimiento del micelio de Pleurotus Ostreatus.

Pero lo más grave no es que unos cuantos cultivadores de setas pierdan su cosecha debido al pesticida.

Lo preocupante es que podemos estar envenenándonos poco a poco. Sin darnos cuenta y con efectos irreversibles en nuestra salud.

Deja un comentario